Gastos imprevistos en tu Empresa y cómo afrontarlos

Home / Startup Advise / Gastos imprevistos en tu Empresa y cómo afrontarlos

Gastos imprevistos en tu Empresa y cómo afrontarlos

Hemos hablado en otras ocasiones de los pasos necesarios para montar tu propia empresa de manera planificada que nos permita evitar cometer fallos en las fases iniciales, las más importantes, de creación de nuestra empresa o negocio.

Uno de los puntos que hemos hablado en otros posts es de la importancia de contar con los recursos financieros que nos permitan afrontar los gastos e inversiones necesarios para su puesta en marcha.

En esta ocasión vamos a tratar una incidencia que a veces golpea a las empresas y que no hemos contemplado en nuestra planificación, estamos hablando de los gastos imprevistos que todos, en algún momento dado hemos sufrido y que desde luego no significa que hayas cometido errores en tu planificación, simplemente son gastos que son imposibles de prever pero que es muy probable que a lo largo del año puedas sufrir.

Qué puede ir mal????

De todo, por ponerte algunos ejemplos sobre gastos imprevistos, pueden ser la reparación de maquinaria necesaria en la producción, la reparación de algún vehículo de empresa o algún desafortunado imprevisto relacionado con temas de salud.

Una de las soluciones que te recomendamos desde nuestro blog son los prestamos personales de ¡Qué Bueno! Estos son una opción a tener muy en cuenta ya que suelen ser concedidos de manera casi inmediata. En ocasiones, es necesario solucionar algunos problemas económicos en cuestión de días, sino de horas, y este tipo de préstamos suelen concederse en un plazo de entre 24 y 48 horas.

Tampoco exigen engorrosos trámites ni papeleo, no es necesario presentar avalistas para su concesión, ni te obligan a contratar tarjetas financieras o domiciliar la nómina, como ocurre en las entidades bancarias.

Otro punto positivo de esta opción es que podemos hacer la solicitud de dichos préstamos de forma online, sin necesidad de tener que desplazarnos a ninguna entidad para realizar la operación.

Y ¡lo mejor para el final! y es que no hay que justificar para qué necesitas ese dinero.

Evidentemente, antes de solicitar cualquier tipo de préstamo, debes tener en cuenta aspectos tales como el tiempo de reembolso y el tipo de interés, pero especialmente queremos hacer hincapié en determinar claramente el objetivo del dinero pedido, la estabilidad laboral y la capacidad de reembolso y solvencia para hacer frente al préstamo que vamos a solicitar.

 
Recent Posts

Leave a Comment

personal inadecadoamo mi trabajo